martes, 22 de enero de 2013

MI MELOCOTON - MI NIÑA

Voy a aprovechar un escrito de mi hija para actualizar el blog , me encanto cuando lo leí y me hace gracia pensar que ella es el melocotón , pero que yo empecé la flor en el melocotonero , jejejeje.
La fotografia no es mia y doy las gracias a quien la subio a internet.

"Érase que se era... un melocotón...

Y todos dirán: -¿Un melocotón? qué puede tener de interesante un melocotón...

Pues mil cosas, aparte de sus antioxidantes, contenido en vitaminas, que es digestivo y que está buenísimo, podemos saber también como culturilla general que proceden de la China, dónde eran muy apreciados por sus propiedades rejuvenecedoras, hasta el punto que eran consideradas como el símbolo de la inmortalidad.

Sin embargo no todo es en sí lo que podemos leer en un libro, en la muy recurrida wikipedia o por qué no, un currículum. No, todo es relativo y subjetivo.

Los melocotones nos pueden recordar a nuestra abuela que en esas tardes de verano te enseñaba a hacer una buena mermelada, aunque tú sólo pensaras en lo buena que iba a estar untada en pan de pueblo tostadito.
Los melocotones nos pueden recordar a una reacción alérgica que nos tuvo en el hospital una buena temporada justo el día en que ibas a declararte a la chica de tus sueños. O, en mi caso, a una clase de historia del arte donde ese gran profesor nos hablaba de los símbolos de la fertilidad en la pintura... a menudo retratada con algo tan simple como un melocotón.

Algo tan simple, sencillo, pequeño y banal como un melocotón... pasamos de largo en una frutería y no decimos ¡anda un melocotón! y por qué, porque estamos acostumbrados a verlos en ese contexto... no nos llama la atención. Igual que las personas por la calle, nadie dice ¡anda una persona!. Si acaso, nos llama la atención por su color si le refleja la luz o simplemente vamos con hambre y nos comeríamos cualquier cosa, en este caso la comparación con una persona sería un tanto superficial, pero todos sabemos que ocurre del mismo modo.

Pero ¡ah!, todos y cada uno de los melocotones ignorados... como todas las cosas de este mundo, esconden una historia, nos recuerdan a algo, los odiamos, nos encantan o simplemente nos dan igual. A algunos les gustan más verdes y a otros maduritos y sexis, que vamos a decir... para gustos, melocotones.

Así que cuándo penseis... ¡no! esque yo soy un melocotón cualquiera y no tengo nada de interesante, es mentira, definitivamente siempre habrá alguien que te recuerde por algo, alguien que te odie, alguien al que le encantes y millones de personas a las que les das simple y llanamente igual. Pero tu escondes tu historia, tus propiedades y alguna cosa que ni los científicos ni tú mismo has llegado a descubrir.

Así que cuando penseis que no sois especiales, y sois uno más del montón... pensad en los melocotones que son algo tan cotidiano que alguien se atrevió a escribir sobre ellos. Escribid pues sobre vosotros mismos cada día y haced de lo cotidiano algo sumamente especial. :)"

BESETS

10 comentarios:

M. Engracia dijo...

Me encanta!!!! (aunque yo no soy un melocotón - soy un tomate jajajajaja)

Aroa dijo...

simplemente me encanta! mira que escribe bien tu melocotón eh? jejeje Besotes

inma dijo...

menudo melocotón mas encantador!!!!es simplemente GENIAL :)

LOLA dijo...

Una historia preciosa, y que deberíamos aplicarnos más... me encanta!!!
Un beso
LOLA

ROSANA dijo...

hummmmmm, me encantan los melocotones. Me gusta el escrito de tu melocotoncillo. Besos a las dos

Las entretelas de Eva dijo...

Muy bonito... Y que ganas de comerme un melocotón! Un beso

Ada dijo...

Precioso!!! Tu hija escribe muy bien. Dan ganas de ser melocotón o al menos comerse uno como los de la foto...
Besos

locura'scrap dijo...

Que chuli , me encanta , por cierto te esta esperando un premio en mi blog http://locurascrap.blogspot.com.es/ espero que te guste ya me contaras un beso

Laura dijo...

Te he dejado un regalito en mi blog.
http://lalialvarez.com/lali/2013/03/best-blog-award/
¡Espero que te guste!

Lali Alvarez.
www.lalialvarez.com

mayte_pequenus dijo...

Lali no me deja entrar en tu blog